¿Cómo se comporta nuestro cuerpo cuando no comemos?

Adelgazar es algo que la gran mayoría de nosotros nos planteamos de cara al próximo verano; todos queremos lucir lo mejor posible en piscinas y playas, así que los gimnasios y nutricionistas se abarrotan de clientes a última hora.

Nuestro cuerpo es una máquina perfectamente engranada para saber qué hacer en cada circunstancia. Es muy común pensar el hecho de que si un día no se come, es un día que se adelgaza lo proporcional a lo que se solía comer, pero no es así.

El cuerpo humano es inteligente y, si no se le aportan los nutrientes necesarios para desarrollar sus actividades, el próximo día que comamos nos lo recordará. Hace varios miles de años nuestros antecesores estaban habituados a pasar frío y hambre, por lo que cuando comían se almacenaban más grasas de lo normal para tener una cantidad de reservas grasas suficientes.

Hoy en día ocurre algo similar, aunque en la mayoría de los casos no se pasa hambre, hay que tener cuidado con no saltarse las comidas. Si un día no comes, ten por seguro que en la siguiente ingesta vas a almacenar un porcentaje de energía mucho mayor, por lo que te costará mucho más perder peso.

Leave a Reply